Español English Deutsch

El Bosque Atlántico Foto 60 - Salto Encantado - MisionesEl Bosque Atlántico de Suramérica es una de las regiones del mundo con mayor biodiversidad, es decir con el mayor número de especies, muchas de ellas únicas en todo el planeta. Pero por otro lado, el Bosque Atlántico es uno de los ambientes más amenazados de desaparecer en el planeta, debido a que enormes proporciones de esta selva fueron reemplazadas por usos agrícolas, y hoy en día tan sólo el 8% de estas selvas se mantienen en pie. Esta situación ha hecho que desde Co2Fingerprint nos focalicemos en apoyar proyectos que ayuden a proteger estas selvas, reservas de grandes porciones de la biodiversidad del planeta y que previenen que el carbono sea liberado a la atmósfera afectando la regulación del clima planetario.   La Selva Misionera o Bosque Atlántico del Alto Paraná selva Entre las pocas porciones que aún persisten del Bosque Atlántico, encontramos algunos parches de selva en la región de la triple frontera entre Argentina, Paraguay y Brasil. Esta porción del Bosque Atlántico que se la llama Selva Misionera (porque parte se encuentra en la provincia de Misiones en Argentina), Selva Paranaense o Bosque Atlántico del Alto Paraná (BAAP) (por encontrarse en la cuenca del río Paraná). El fragmento continuo más grande del BAAP se encuentra en lo que llamamos el Corredor Verde de Misiones que se encuentra en la provincia argentina de Misiones y áreas cercanas de Brasil. Es una porción de selva de cerca de 1 millón de hectáreas donde se focalizan muchas de las esperanzas para conservar esta selva y su gran biodiversidad. En esta región sobrevive la población más austral del jaguar, el mayor felino del Continente Americano, lo que aumenta la importancia de conservar esta porción de selva pero también la demanda de medidas urgentes de conservación. Ver mapa más grande Los problemas para preservar el Corredor Verde y su selva  OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl Corredor Verde se encuentra en permanente amenaza debido al avance de las actividades humanas sobre la selva remanente. Grandes áreas del Corredor Verde se deforestan día tras día para ser destinadas a usos productivos o fragmentadas a partir del avance de las rutas y otras obras de infraestructura. Muchas especies de árboles del corredor son taladas por su valor como madera de buena calidad. La fauna del Corredor Verde se ve permanentemente amenazada por la presión de cazadores furtivos. Por ello, desde Co2Fingerprint apoyamos proyectos que ponen sus esfuerzos en reducir estas amenazas y buscan armonizar el desarrollo humano en la región con la conservación de la selva que aún queda en pie.